Lautremont: “Improviso, luego existo”

El dúo cordobés Lautremont lanzó su sexto álbum, “A un millón de dólares de distancia”, donde retornan a la oscuridad y rabia de sus inicios.

“Hay una intención más oscura, o en todo caso menos pop, que hace que se conecte con nuestro primer trabajo, pero a diferencia de aquel disco esta vez no usamos máquinas y tratamos que fuera lo más natural posible para poder transmitir lo que hacemos en vivo”, afirma Darío Bustos “Viejasound” (voz y guitarra).

Para esta sexta placa grabada en vivo y que tendrá su edición física dentro de unos meses editada por el sello Chancho Discos, Lautremont volvió a ser un dúo en la sala –Guillermo Camusso en batería completa la formación– y dejaron de lado las máquinas, las secuencias y todo soporte electrónico y se volcaron de lleno en concentrarse en tocar más los “instrumentos reales” y en conectar entre sí.

“Los temas se hicieron en una guitarra que tiene siete cuerdas y dos canales, lo cual permite hacer sonar los graves por uno y los agudos por otro, entonces se arma lo que yo llamo ‘bitarra’: bajo y guitarra todo en uno –señala Viejasound–. Tuve que reaprender a tocar pero al mismo tiempo aparecían ideas. Así se fue gestando el disco en base a ejercicios de sincronización que luego se transformaban en canciones para después caer en manos de Guillermo y detonar rítmicamente”.

¿En qué sienten que han evolucionado en sonido y como músicos desde el primer disco hasta este reciente material?

Supongo que el hecho de ir aprendiendo a usar las herramientas digitales. Al mismo tiempo que sacábamos los discos nos fue dando más recursos u opciones, eso no significa que cada vez suene mejor, ya que no lo vemos como productores o ingenieros de sonido, sino como un pintor que quiere reventar el lienzo a pincelazos según lo que persiga en ese momento. Tenemos una mirada naif de ciertas cuestiones relacionadas con el sonido: con lo que tenemos, lo hacemos, y de la mejor manera posible. Como si estuviéramos en el mejor lugar del mundo y no nos faltara nada. Más que una evolución es una resistencia. Y como músicos no sé, cuando éramos jóvenes tocábamos mejor! (Risas).

Si bien son 8 temas intensos, el disco es corto en su duración total, ¿en vivo respetarán eso o se darán permiso para la improvisación?

Nuestra capacidad de atención no supera la media hora, somos acérrimos defensores de los discos cortos, entonces no podemos obligar a nadie a escuchar más tiempo del que nosotros podemos soportar. En cuanto al vivo, vamos a tocar casi todas las canciones siempre bien acompañadas de algún instrumental, algún tema nuevo o algún cover bizarro. Hacer el disco como en el disco no nos seduce demasiado. Nosotros también queremos divertirnos! Por lo tanto, improviso, luego existo.

¿Esa improvisación los lleva a estar pensando ya en nuevos temas?

Ya hay nuevo material y por supuesto va a ser un disco corto. Cómo será en cuanto al sonido y el concepto lo determinarán las canciones que formen parte, pero eso todavía está en el laboratorio. Nos encantaría sacar un disco cada seis meses, pero teniendo en cuenta que no hay un aparato a nuestra disposición para poder concretarlo, somos los que somos, entonces nos lleva un poco más de tiempo llevarlo a cabo. De todos modos se podría decir que estamos conformes con nuestros plazos hasta ahora; pero qué lindo sería hacer la gran King Gizzard.

Lautremont se presentará el viernes 8 de junio, a las 19.30, en el Teatro Monteviejo. Lavalle 3177, CABA.

Foto: Barba Bressano

Fuente: http://rock.com.ar/notas/lautremont-improviso-luego-existo