Sergio Dawi:

Sergio Dawi: "Jaqueados me parece que es la síntesis de un estado generalizado que veo del mundo en este momento"

El tercer trabajo discográfico de Sergio Dawi, el ex saxofonista de Los Redondos, será presentado el 7, 8 y 9 de julio en el Konex mediante una propuesta de teatro a oscuras. En el Estudio Calipso del barrio de Almagro se materializaron los temas de...

Leer más
Gene Simmons visitará Argentina con su banda

Gene Simmons visitará Argentina con su banda

El bajista y líder de Kiss tocará en Capital Federal, el próximo 24 de octubre junto a la La Gene Simmons Band y las entradas se pueden adquirir a través de Ticketek. Las entradas para ver a Simmons en el Polideportivo porteño de Argentinos Juniors...

Leer más
Kimé presenta

Kimé presenta "Fluir" en The Roxy

Luego de tres años como banda, el grupo de los hermanos Cordeiro llega por primera vez al barrio porteño de Palermo para tocar las canciones de su disco debut y grabar un DVD en vivo."Fluir" corresponde al disco debut de Kimé, que fue grabado en los...

Leer más
 

Impar: “Nos enfocamos en dar un buen show”

El cuarteto de Moreno de rock alternativo Impar comienza a despedir su álbum debut, "Después", el cual ya lleva dos años de editado, mientras preparan y adelantan flamante material.

“Las canciones nuevas van por un lado más rockero, pero mantenemos esta esencia –anticipa su cantante y guitarrista Pablo Cristín–. Por ahora tenemos un blues lento que matiza con algunas partes un poco más stoner, y alguna canción tirando a una especie de funk experimental”.

El conjunto que se completa con Leandro Duarte (batería), Federico Bonomi (guitarra eléctrica y coros) y Gabriel Rodríguez (bajo) se formó en el Oeste bonaerense en 2012 y recuerdan que durante esos primeros cuatro años hasta el lanzamiento de la primera placa fueron tiempos de composición y de conocerse musicalmente entre ellos.

La grabación de "Después" (2016) marcó el cierre de una etapa y afianzó a la banda en cuanto a estética sonora y a proyección.

Pablo rememora: “El disco en sí, para el que cumplimos el capricho de tenerlo en físico, más allá de las redes y plataformas del ciberespacio, nos abrió muchas puertas tanto para la difusión de nuestra música como para poder acceder a nuevas fechas, y poder darle al público la posibilidad de llevarnos a su casa al final de cada show”.

Desde 2016 hasta ahora, Impar recorrió distintos escenarios, principalmente de Zona Oeste de Buenos Aires, presentando las canciones de esta primera obra, pero también algunos covers y apostando siempre a los shows intensos musical y estéticamente sobre el escenario.

“Nos enfocamos en dar un buen show, que transmita tanto como las canciones, con energía, con fuerza, haciendo que el escenario explote en mil pedazos –remarca el frontman–. Apostamos a shows más experimentales, donde estamos comenzando a mezclar efectos de sonido, visuales y otros tipos de arte que de a poco se incorporan o se anexan dependiendo de las características del lugar; para que un show de Impar no sea sólo un recital, sino una experiencia que se disfrute con todos los sentidos como sea posible”.

Al mencionar otro de los puntos fuertes del grupo, aparecen las composiciones y la apuesta comprometida a tener canciones intensas, que sean un mundo en sí mismo, que transmitan un abanico amplio de climas o acordes inesperados.

“Nuestro sonido surge de los distantes gustos musicales que tenemos, que van paseando por todos los estilos, y que solemos disponer según lo que la canción nos pida”, asegura Pablo cuando también señala que los temas hablan de experiencias, rutinas, amor, esperanza, la noche, la resaca y varias cuestiones del día a día y agrega: “En un mismo disco, como es el caso de ‘Después', podemos tener una canción densa y oscura como ‘Algunas mañanas prefiero no despertarme así', una canción positiva con un poco de nostalgia como es ‘Por el Aire', y otra totalmente pop pero con una letra un tanto oscura como es ‘Vos no sos una ciencia exacta'”.

En tiempos donde se necesita mostrar material nuevo todo el tiempo, ¿Están pensando en un segundo disco?

Sí, quizás se grabe a principios de 2019, con canciones nuevas que ya incorporamos a los ensayos, pero de un modo totalmente distinto. Hasta “Después”, las canciones venían ya armadas por alguno de nosotros y entre todos las vestíamos, aportando cada uno desde su instrumento. Para este nuevo álbum, planteamos armar los temas directamente en la sala, desprendiendo de alguna frase, acorde o ritmo mínimo que cualquiera de nosotros tenga como idea; lo que llamamos “semilla”, y a partir de ahí, con lo que cada uno de nosotros vaya aportando, ir construyendo la canción. Es un proceso más lento, pero mucho más rico donde jugamos más y cada Impar exprime su instrumento y su cabeza al máximo. Va a ser mucho más rockero y experimental que “Después”, que tiene un aire más pop, pero sin perder la canción. Por ahora tenemos canciones que van rebotando por varios estilos y esa mezcla nos motiva mucho.

Foto: Malu Quinteros

Leer más

Confirmado: La Renga tocará en Rosario el 19 de mayo

La banda de Mataderos se presentará el próximo sábado 19 de mayo, desde las 21, en el estadio Marcelo Bielsa, del Club Atlético Newell's Old Boys. Enterate dónde podés comprar tu entrada para asistir al banquete.

El grupo de Chizzo, Manu y los hermanos Iglesias estuvo por última vez, en Rosario, en julio de 2015 en Metropolitano. En aquella ocasión se generó un disputa por la cantidad de residuos que los fans de la banda dejaron el parque Scalabrini Ortiz, por ello los funcionarios de la ciudad se reunieron en varias ocasiones para que este 19 de mayo todo sea un real banquete en el Parque.

La Renga viene de suspender recientemente un show en Mar del Plata por algunas diferencias casi inexplicables e indecisiones políticas, pero mudaron su ritual a la ciudad de Villa Mercedes (San Luis), el pasado 7 de abril, show que se dio ante más de 35 mil personas, en el Estadio Único La Pedrera.

Las entradas para ver a La Renga en el Parque Independencia de Rosario, el sábado 19 de mayo, estarán en venta, desde $800, a partir del miércoles 25 de abril desde las 12 del mediodía en Arte Infernal y en varios puntos de venta.


Puntos de venta

Rosario:
La Daga - San Martín 876
Alcohol - Mitre 876
Rosario Rock - Corrientes 755 1º nivel

Capital Federal:
Groove - Santa Fe 4389 (de lunes a viernes de 12 a 19hs)
Mundo del Rock - Av. Corrientes 1312 piso 11

Buenos Aires:
El Sabbath - Paraguay 429 (Don Torcuato)
Ruta 66 - Pellegrini 928 (Burzaco)
Ruta 66 - Alem 341 local 16 (Monte Grande)
Mundo del Rock - Belgrano 123 local 13 (San Isidro)

Córdoba:
Edén - Obispo Trejo 15
Oktubre - 9 de Julio 138 local 7
Oktubre - Obispo Trejo 887

Santa Fe:
Terco - San Martín 2945 local 14

Paraná:
Terco - 25 de Mayo 453



Leer más

Attaque 77: “no es una celebración nostálgica, es un festejo por el presente del grupo”

Previo al show del 27 de abril que los trae nuevamente al Estadio Obras luego de más de una década, Mariano Martínez, Luciano Scaglione y Leonardo De Cecco –actuales miembros de Attaque 77– confirman la salida del nuevo disco, y si bien toman lo que se viene como “un festejo y no una celebración nostálgica”, no descartan una despedida a corto plazo.

¿Sienten que con un nuevo Obras después de tantos años se cierra un círculo?

Mariano: No lo había pensado tan así. Creo que llegados los 30 años dijimos que teníamos que festejarlo y justo volvió a abrirse el Estadio Obras así que pensamos que ahí era la mejor opción. En su momento era como un clásico para Attaque, ya que cualquier presentación de discos o festejos que hacíamos se organizaba ahí.

Siempre fue especial Obras.

Mariano: Es especial y está bueno para los fans, tanto para los que no nos vieron en Obras, porque eran muy chicos, como también para aquellos que por ahí hace mucho que no nos ven porque están en otra historia. De todos modos, para mí, no es una celebración nostálgica, es festejar el presente del grupo y además la permanencia. Es difícil mantener vigente una banda de rock por 30 años en Argentina.

No lo ven como algo nostálgico, pero no puedo dejar de preguntarles si este show puede tratarse de una despedida.

Luciano: Siempre se cierra y abre algo, es un ciclo de la vida misma. Pero es un festejo y estamos contentos de poder disfrutar el presente. Nunca fuimos de proyectar mucho hacia adelante, la vida nos fue llevando. Así que siempre nos mantuvimos a la expectativa y es una linda sensación. Como decía Mariano, atravesar con tu banda 30 años es de por sí un logro maravilloso.

Pasaron más de 30 años de Attaque 77 y en su momento fueron una revolución dentro del estilo del punk rock. ¿Sienten que falta renovación dentro del estilo?

Luciano: Puede ser. De todos modos, veo el punk rock en muchos otros estilos que antes no lo veía. Hay grupos que tienen mucha influencia de este tipo de música. Por ahí ese es el punk rock de hoy, algo distinto a lo que fue 30 años atrás, algo que mutó y se fue contagiando de otros ritmos y subgéneros. Pero es verdad que no hay un grupo nuevo que sea convocante.

Leo: A mí me parece de todos modos que sí hay grupos de punk rock en salas de ensayos o tocando como Los Mentirosos. Hay una movida, pero de todos modos creo, como vos, que hace falta un recambio, es necesario que quede una herencia.

¿Qué va a pasar con la edición del disco pendiente? En un primer momento era sacarlo en tres partes y apenas salió la primera.

Mariano: El disco va a salir ahora, esperemos que junto con el show de Obras. Estaba el proyecto de hacerlo en tres etapas pero terminó siendo un disco de 12 canciones: las cuatro que ya salieron como adelanto más 8 temas. Se retrasó también porque se nos juntó con la celebración de los 30 años. Eso nos llevó mucho trabajo, tuvimos que armar todos los shows que hicimos el año pasado.

Foto: Santiago Bluguermann

Leer más

Sons of Apollo en Groove: el verdadero legado del Dios Sol

El supergrupo progresivo fundado por Mike Portnoy y Derek Sherinian visitó la Argentina para presentar “Psychotic Symphony”, su primer disco de estudio.

Finalmente llegaron a nuestro país. Mike Portnoy (batería), Derek Sherinian (teclados), Billy Sheehan (bajo), Ron ‘Bumblefoot' Thal (guitarra) y Jeff Scott Soto (voz) se presentaron por primera vez en la Argentina – es decir: todos juntos, como Sons of Apollo - para dar un show impecable, donde, además de presentar canciones de su disco de estudio, se permitieron coquetear con alguna que otra perlita del pasado.

El concierto, que arrancó con “God of the Sun”, continuaría, sin pausas, con “Signs of Time”, “Figaro's Whore” y “Divine Addiction, para meter, inmediatamente, el primer cover de la noche: “Just Let Me Breathe”, de Dream Theater. Con un quinteto ajustadísimo, siempre a la altura de las circunstancias, la banda recorrió de punta a punta, pero no en orden, su único álbum. Así, pasaron, fueron pasando “Labyrinth”, “Lost in Oblivion”, la hermosa cuasi balada “Alive”, y el monstruoso y épico instrumental de casi once minutos “Opus Maximus”.

Como cabía esperar, todos tuvieron su protagónico, a solas, en el escenario (curiosamente, Portnoy fue el único sin número solista): Bumblefoot, con una divertida – y virtuosa, claro - versión del “Pink Panther Theme”; Soto jugando con el delay en un magistral a capella de “The Prophet's Song” y una emotiva interpretación, junto al guitarrista, de “Save Me” (los dos, clásicos de Queen); Sheehan como irrefutable prueba de vida alienígena y, Sherinian, aprovechando el cien por ciento de sus bancos de sonidos para servir de preludio al que sería el momento más elevado de la velada, el del segundo cover: “Lines in the Sand”, - también de la ex banda de los fundadores -, con mención especial para el inquieto Bumblefoot que, en las botas del gran John Petrucci, supo poner la piel de gallina a toda la concurrencia con su fenomenal interpretación del conmovedor solo.

Pero todo tiene un final. El gran cierre llegaría a dos horas del inicio, después de un brevísimo descanso: primero sonaría “And The Craddle Will Rock” (cover de Van Halen) y, ahora sí, definitivamente, la que estaba faltando del nuevo disco: “Coming Home”. Y, mientras los músicos, saludando atónitos ante la respuesta del público se preparaban para dejar el escenario, la ovación no encontraba punto final.

Aristeo, Orfeo, Troilo, Eleuter, Coribantes, Asclepsio, Mileto, Anfiso son, según la mitología grecorromana, algunos de los hijos que Apolo, patrono de las bellas artes y la música, entre otras cosas, dejó en esta tierra. Mike, Derek, Billy, Ron y Jeff no aparecen en ninguna lista oficial. Aun así, permitámonos creer que solo se trata de un error: estos cinco tienen que ser hijos de Apolo. Si no, no se explica.

Fotos: Víctor Spinelli

Leer más

Guillermina: “Queremos que suene lo que la canción pide y ya”

Guillermina, la banda de Haedo con más de 15 años de trayectoria y siete discos de estudio, vuelve a La Trastienda este sábado 14 de abril para presentar la primera parte de su octavo material junto a León Vodo.

Se encuentran preparando un nuevo material cuya presentación difiere de las anteriores.

Chory: Sí, elegimos presentarlo en partes por la simple cuestión de que hoy la gente escucha la música de otra manera. Son muy pocos los que se ponen con un disco de principio a fin. Antes, los músicos pensaban en cómo arrancar y por dónde ir. Hasta yo me encuentro en la misma situación. Con las nuevas plataformas podés subir un tema o dos y nos pareció copado hacerlo en tres partes en vez de enroscarnos con un material entero.

¿Qué abarcaría esta primera parte?

Chory: Agarramos los temas que veníamos haciendo, y que más nos gustaban, para incorporarlos a esta primera parte.

¿Qué buscaron lograr?

Chory: Siempre fuimos una banda que fusionó muchos estilos. Dentro del rock tenemos temas crudos y, a la vez, hay acústicos con una sola guitarra. Con ese abanico nos permitimos hacer un montón de cosas. No fuimos experimentales al nivel de hacer reggae o un blues clásico. Desde nuestra forma proponemos los temas, después los escuchamos y cuando nos parece que están sonando los elegimos y los grabamos.

Consiguieron mantener un estilo que trasciende después de 15 años.

Chory: Funciona al punto que la banda sigue en pie a nuestra manera. Tratamos de que no llegue a ser un cansancio, sino algo que uno disfrute. A nivel mercado tuvimos mejores épocas, cómo cuando firmamos con EMI. Tal vez si hubiésemos tenido más apoyo de afuera hubiésemos logrado mayor difusión.

Cuando no hay plata por parte de la banda para eso, tenés que seguir en el under. Igual, con la firma de una compañía tampoco alcanza. Las rotaciones son por contacto y aunque esté re buena la banda, si no te sacan de tu barrio es muy difícil armar una gira.

Después de que se vendió EMI en Inglaterra, y se devolvieron todos los contratos a las bandas de acá, todo lo que vino fue decisión nuestra porque no quedaba otra

En este disco puntualmente decidimos no gastar más plata en estudio y lo grabamos en la sala.

Dani: Además, después de tantos años de discos que suenan diferente, nos dimos cuenta de que lo que más garpaban eran las canciones en sí. Creemos que estamos a la altura de hacer un disco que suene bien y sea escuchable.

Chory: Casi todos los discos anteriores los produjo Pablo Romero y la realidad es que aprendí mucho de él. Hay cosas que ya sé hasta lo que va a decir. Obviamente, un productor es importantísimo, pero buscamos probar hacer nosotros la masilla y experimentar. Queremos que suene lo que la canción pide y ya.

¿Hay un recambio en el público de Guillermina?

Chory: Cuando arrancamos habían muchos chicos menores, hasta teníamos problemas para hacer los shows por el tema del acceso. Después fueron creciendo y cambiando, así que evidentemente hubo una renovación.

También hay gente grande y familias de padres e hijos que van juntos. Veo las fotos de la presentación de los diez años cuando tocamos en el gimnasio de nuestro colegio y no reconozco a nadie. Crecieron, ahora tienen treinta y pico de años y no van más a recitales.

Hoy no llevamos esa gente, pero evidentemente hubo un recambio y creo que es porque Guillermina siempre estuvo buena en vivo y trabajamos profesionalmente para que estuviera bueno el producto.

Subieron recientemente los discos anteriores a las plataformas virtuales.

Chory: Sí, estuvimos dormidos por mucho tiempo con eso y nos estamos poniendo al día. La tecnología facilita pero, a su vez, la sobre-información hace un quilombo en la cabeza. Podés subir un disco para que todo el mundo lo pueda ver y hay millones de posibilidades de que lo que hacés vos sea una gota en el océano.

¿Consumen bandas nuevas?

Chory: Relativamente, porque después me entero de que están hace un montón. Dentro de ese océano de bandas te van diciendo si escuchaste a tal y, cuando lo hago pensando que es nueva, me fijo y tienen como diez años.

Me pasó con El plan de la mariposa, que la escuché y me pareció copada, pero no es nueva. Creo que no te da el tiempo para conocer la cantidad de bandas que hay.

Eligieron La Trastienda para presentar esta primera parte.

Chory: Sí, va a ser como la cuarta o quinta vez que tocamos ahí.

Pablo: La presentación en La Trastienda es genial. Un mini Luna Park por la calidad de audio y la comodidad. Vamos a compartir la fecha con León Vodo y van a salir un par de micros.

Dani: A su vez, la entrada va con disco de regalo. Nos pusimos a laburar con Leo Melis de manager y hay cosas que se produjeron de una manera. Como llegar a La Trastienda con una entrada a un precio accesible.

¿Cómo sigue la agenda para lo que resta del año?

Dani: Este año planeamos La Trastienda como primera y última fecha del año. En el medio habrá una que no está definida aún y en paralelo compondremos y grabaremos para armar este rompecabezas. Después quizás salga tocar afuera, pero en principio dividimos el año en tres.

Leer más

Duncan Reid: “Si seguía con The Boys no habría podido armar una banda tan buena”

El ex-bajista de The Boys vuelve a la Argentina en plan solista, para presentar "Bomb's Away", su disco más reciente.

A cuatro décadas de su formación y rápida evaporación The Boys es, para muchos, una banda de culto. Surgidos en el mejor momento del punk rock inglés eran, además, la banda favorita de músicos de talla de Joey Ramone o Paul Weller. Sin embargo, la magia no duró: a pocos años de fundada, The Boys se diluyó. “A fines de los 70 y principios de los 80 el mundo avanzo y nosotros no”, afirma, resuelto, Duncan Reid, el niño. “Además, estábamos siempre mucho más preocupado por pasarla bien que por trabajar duro y profesionalmente”, enfatiza el músico que, aunque fue parte de la reunión del 99, hoy se dedica de lleno a su banda solista: The Big Heads.

De chico tenías dos sueños: ser jugador de fútbol y ser rockero ¿por qué elegiste, al final, por el lado de la música?

¡Porque era petizo y lento! Dejame darte un tip sobre ser jugador de fútbol profesional: no seas petizo y lento; sé grandote y rápido. O, al menos, petizo y muy rápido, como Maradona y Messi. Ahora, si querés ser músico, podés ser chiquito sin necesidad de ser rápido. Tenés que tener confianza, ser capaz de aprender y de verte bien ¡Eso puedo hacerlo! (risas)

Igual no te alejaste tanto del fútbol, fuiste parte del equipo directivo del Nottingham Forest ¿Cómo terminaste ahí?

Había trabajado con Andrew Lloyd Webber, llevando musicales a todo el mundo, y eso incluía armar fechas, vender tickets, vender merchandising, negociar los derechos de transmisión. Así que pensé: “puedo manejar un club de fútbol, es lo mismo ¡solo que las divas son de diferente sexo! (risas). Igual hay una gran diferencia: Andrew Lloyd Webber hacía un montón de plata, mientras que los clubes de fútbol son un loquero donde todo el dinero se va en los pases de los jugadores, tenés que hacer de todo para poder seguir en el negocio.

Al final volviste a la música ¿Qué pasó?

Pasó Japón. Todo el mundo pedía por The Boys, y tanto Matt Dangerfield como yo decíamos: “No, alguna vez fuimos grandes, no lo arruinemos”. Pero después una banda japonesa pegó un hit con una canción nuestra, y nos ofrecieron tocar allá. No habíamos estado nunca, así que era emocionante. El primer show fue horrible, el segundo estuvo bien, lo disfrutamos mucho, así que decidimos seguir adelante. Estaba una vez más con The Boys, por 13 años más, y éramos grandes de nuevo.

Hace 40 años ¿crees que The Boys podría haber seguido adelante si hacían algunos ajustes?

Bueno, la pregunta debería ser: “¿Podría The Boys haber hecho los ajustes necesarios y actuado de otra manera?”. Creo que la respuesta es: no.

Desde la reunión sacaron un disco y aun hoy siguen activos. Pero vos te fuiste ¿Por qué?

Tuvimos una pelea tremenda con Matt, que se veía venir hacía rato, tenés que estar en una banda para entender lo raro que es. Sabrá Dios por qué nos peleamos, y la vida es muy corta para vivirla así, así que me fui. En ese entonces estaba muy enojado, pero ahora creo que es lo mejor que pude hacer. De lo contrario, nunca habría podido hacer mis tres discos solistas, que han sido muy exitosos y recibido tan buenos comentarios, nunca habría podido armar una banda tan buena, y gracias a las dos chicas en la banda, un grupo tanto más bonito que The Boys (risas).

El último de estos tres discos con Duncan Reid & The Big Heads es “Bomb's Away” ¿De qué trata?

La canción que le da nombre al disco habla de cómo, cuando los políticos están en problemas y se vuelven impopulares, empiezan a armar guerras para distraer. Después, la mayoría de las canciones tratan sobre mi vida, o cosas que he visto.

Pronto volvés a Sudamérica, en Argentina vas a hacer dos shows, en Capital Federal y en Tandil ¿Qué recuerdos tenés de visitas anteriores?

El público cantando todas las canciones, el público argentino es el mejor. En Tandil me acuerdo que la gente no se iba a dormir nunca, jamás. Grandes asados, vinos increíbles. La cerveza no tan buena, pero estoy dispuesto a que me demuestren que estoy equivocado. Siempre asocio Argentina con pasarla muy bien y conocer personas geniales.

¿Qué podés anticipar de estos shows?

¡Música fantástica, músicos fantásticos y un momento fantástico!

Duncan Reid & The Big Heads en Argentina
Tandil: viernes 20 de abril en Glow (Av. España 745)
CABA: sábado 21 de abril en Liverpool Bar (Arévalo 1376, Palermo)

Leer más

La Renga en Plaza de Mayo

Descargar el archivo mp3
Suscribite al podcast: Apple Podcast | Android | RSS

La noche del 7 de agosto de 2002, y sin promoción en los medios masivos, La Renga visitó un campamento piquetero instalado en la mismísima Plaza de Mayo, que reclamaba mejoras sociales al entonces presidente Eduardo Duhalde.

Leer más

Por qué hay que escuchar el primer disco de las Alto Guiso

Escuchar "Psicoguiso" de Alto Guiso porque sí no es una respuesta muy convicente para el lector. Hay que meterle garra. Quizás porque son cuatro chicas y aguante siempre las pibas. Pero para evitar demagogia hay que ir a lo concreto: ellas definen lo que hacen como post hip-hop apocalíptico psico rap digital de garage. Algo así como nuestras Pussy Riot que flashearon con el jazz. Una cagada comparar pero así nos lo imponen, o sino para entender de qué se trata escuchá "Mierda", un rap con un riff ricotero y un poco de soul. Un quilombo. Un lindo quilombo.

El álbum Alto Guiso tiene varios invitados grosos. El Larva Bruscia de Los Vándalos toca la viola entre los beats funkies de "Birra fría" y la fonética maravillosa que tiene la erre de Anabel Tombolini, Hugo Lobo hace lo que todos sabemos que saber hacer (toca zarpado la trompeta) mientras ellas cantan en portugués "Brasil", y el colombiano Ali AKA Mind le presta su voz a una reflexiva "Nadie escribió", en la que también recuerdan a Santiago Maldonado.

Ya resignando esa búsqueda inconsciente de encontrarle un parecido a algo con algo llega el relax y vas a saber que estás ante la presencia de algo bueno; en eso ya pasó medio disco.

Ignacio Espumado (de los históricos poperos de la ciudad, Matilda) fue el partenaire en la producción de este guiso psicodélico de canciones, algunas de ellas que usan fragmentos de culebrones oficiando de fade out, mientras se van entrelazando sus palabras entre solos, freestyle, coros y demás. Otro punto para el trabajo en las voces.

Hay momentos que te hacen mover pie pero "Psicoguiso" en sí es espeso musicalmente. Profesionalmente premeditado. Muy chamuyo. Entonces, como un guiso de lentejas completito que se vuelve sexy -aunque nunca puede no ser sexy un guiso- en las impostaciones de "Roota". Y hay que volver a spoilear a la guitarra de Sofi Pasquinelli que loopea riffs en "Patológico" y otros bien "Fabrico cuero" en "Gogonauta".

"Emo zombie" es lo más ambient de este debut larga duración de Alto Guiso, un cuarteto rosarino de mujeres que la rompían en sus bandas, entre ellas la gran Flor Croci. Melina Spizzirri completa el combo guisero en trombón, sinte y por supuesto voces, lo que no hay casi en la instrumental "Vovó" en la que explotan los solos de teclados, vientos, bajo, guitarra y otras yerbas. Laburo mancomunado para abrir un poco la cabeza.

Escuchá "Psicoguiso" de Alto Guiso acá:

Leer más

Ruben Di Colloredo Mels: “Mi patria son las personas”

El músico colombiano, que reside en la Argentina hace una década, presentará oficialmente su primer álbum solista, “Obertura”, este fin de semana.

“Es un disco autorreferencial, ecléctico, que habla sobre la vida de este colombian kid –reconoce el cantante y guitarrista–. En él está la familia, las ex novias, las botellas, la ternura, la vesania, y una clara crítica a la frialdad de la vida moderna”.

Nacido en Bogotá e influenciado por la imagen musical de Charly García, Rubén Di Colloredo Mels se lanzó a la aventura de reproducir su propio material solista bajo la necesidad de contar sus vivencias en las diez canciones que conforman "Obertura".

“Elegí las que más me gustaban, y armamos con Ana Cámera un concepto –señala–. Luego, el siempre estimulante salto al vacío. Por suerte, quedamos muy contentos con el resultado”.

¿Qué cosas te unen musicalmente con Argentina?

Desde muchacho fui un gran admirador de la música de este país: Cobián-Cadícamo, Gardel y Le Pera, Mercedes Sosa, Luis Alberto Spinetta, Charly García, Astor Piazzolla, Gustavo Cerati, entre tantísimos otros. La música de todos ellos conlleva esa hermosa idea tanguera, poética, nostálgica y bella, que me atrapó desde el primer momento, y ya nunca volví a ser el mismo.

Vivís en Argentina hace diez años, ¿está presente el desarraigo al momento de ponerte a escribir?

Mi desarraigo pasa más por determinadas ausencias, y está super presente en las canciones, pero para ser completamente honesto, jamás fui muy chauvinista. Mi patria son las personas, las comidas, los bares y todo aquello que me es inmanente, sean del lugar que sea. Aunque por supuesto, de mi Colombia llevo la ceremonia, el barrio, mis amigos, mi familia, siempre dictándome alguna melodía, alguna frase, algún desvarío.

¿Qué expectativas tenés para el show del 14 de abril en el Dorian Teatro Bar?

El primer acto del show es "Obertura", tocaremos el disco completo. El segundo acto del show se llama "Fin del mundo". Si sobrevivimos, espero que la gente se haya encontrado con un arte vivo, y todavía posible. Y en lo personal, que sea un lindo puntapié inicial para muchos conciertos en este 2018.

Rubén Di Colloredo Mels se presentará el sábado 14 de abril, a las 20, en el Dorian Teatro Bar. Av. Pueyrredón 2476, CABA.

Leer más