Sergio Dawi:

Sergio Dawi: "Jaqueados me parece que es la síntesis de un estado generalizado que veo del mundo en este momento"

El tercer trabajo discográfico de Sergio Dawi, el ex saxofonista de Los Redondos, será presentado el 7, 8 y 9 de julio en el Konex mediante una propuesta de teatro a oscuras. En el Estudio Calipso del barrio de Almagro se materializaron los temas de...

Leer más
Gene Simmons visitará Argentina con su banda

Gene Simmons visitará Argentina con su banda

El bajista y líder de Kiss tocará en Capital Federal, el próximo 24 de octubre junto a la La Gene Simmons Band y las entradas se pueden adquirir a través de Ticketek. Las entradas para ver a Simmons en el Polideportivo porteño de Argentinos Juniors...

Leer más
Kimé presenta

Kimé presenta "Fluir" en The Roxy

Luego de tres años como banda, el grupo de los hermanos Cordeiro llega por primera vez al barrio porteño de Palermo para tocar las canciones de su disco debut y grabar un DVD en vivo."Fluir" corresponde al disco debut de Kimé, que fue grabado en los...

Leer más
 

Verba Aurelia: “Grabamos todo sin la ayuda de nadie”

Verba Aurelia, la banda liderada por Augusto Feliciani, presentará “Siete”, su nuevo trabajo, el 7/7. Hablamos con él de esta coincidencia y de cómo montaron su estudio desde cero.

“A la mayoría de los artistas les sirve componer cuando están en una mala racha, porque es el momento exacto para escribir lo que les está sucediendo. Yo lo hago como una forma de terapia”, explica Augusto Feliciani (guitarrista y voz de Verba Aurelia) sobre su manera de crear.

Parte de este método llevó a que la banda terminara el EP “Siete”, que como su nombre lo indica, tiene siete temas. Aún así, Feliciani remarca que los bajones refieren a otras etapas de su vida, y que no necesariamente se siga sintiendo así. “Son experiencias pasadas, que quise transmitir a la gente que estaba viviendo lo mismo”.

-¿Sentís tristeza al volver a cantarlos?

-No, porque quedaron como recuerdos que pude superar. Todas las canciones del primer EP fueron escritas en esos momentos, pero del segundo sólo puedo destacar “No vuelvas a caer”, que habla de una etapa en la que estaba cansado de tropezar con la misma piedra. Los demás temas se basan en diferentes personas que conocí, y no de mis experiencias de vida.

Aunque Verba Aurelia se formó oficialmente en 2012, en Vicente López, la banda ya había tenido otro nombre: Ridith. El cantante explica que lo renovaron porque el primero era parecido a una conocida banda de reggae -en referencia a Riddim-. El significado de Verba es “palabras”, y Aurelia fue un nombre de mujer que salió por preferencia de todos.

“Nos gusta que el nombre de una banda esté compuesto por dos palabras y que dé un significado llamativo. En este caso, juntando las dos quedaría ‘Las palabras de Aurelia', y lo que quisimos decir con este nombre es que a cada canción compuesta la transmite alguien, que existe y que vivió cada letra”, explica Feliciani.

La banda -que tiene influencias del rock alternativo y del grunge- es completada con Marcelo López en guitarra, Alberto López en bajo y Ezequiel Vargas en batería.

-Los marcaron grupos como Stone Temple Pilots, Foo Fighters y Pearl Jam. ¿Qué discos en particular elegirían?

-Puedo nombrar un montón, pero esas bandas son las principales. De Stone Temple Pilots remarco “Purple” (1994), y de Pearl Jam el disco homónimo (2006). Para mí, ambos tienen un sonido crudo proveniente del grunge. Y en el caso de Pearl Jam, fue su retorno a la vieja escuela. De Foo Fighters puedo nombrar “There Is Nothing Left To Lose” (1999). Fue un antes y un después para ellos, porque parece que hubieran bajado mil revoluciones y crearon canciones que a nosotros nos inspiraron para componer las nuestras.

-Grabaron “Siete” sin productores ni estudios de por medio. ¿Por qué decidieron hacerlo de esa forma?

-Primeramente por la economía. Una banda que recién empieza en el circuito del under no tiene suficiente fondos para solventar la grabación en un estudio y pagar un productor. Hoy lo digital llegó a simular muy bien a lo analógico, y con algo de voluntad podés adquirir equipos mínimos, anotarte en cursos y grabar lo que quieras. Te vas a acercar demasiado a lo que se puede grabar en un estudio. Esto no quiere decir que en el día de mañana no querramos entrar en uno y grabar profesionalmente, porque nos encantaría. En segundo lugar, haberlo hecho en un home studio propio nos dio el tiempo suficiente para desarmar, corregir y ajustar los temas que hoy componen "Siete".

-¿Cuánto tiempo les llevó aprender las técnicas profesionales de grabación, y cómo lo hicieron? ¿Ya tenían experiencia en eso?

-Entre los cursos y que uno se amiga con la tecnología, aprender lo básico lleva unos meses. La experiencia, que yo aún no la tengo, se adquiere con el tiempo, dándole uso diario e investigando las cosas nuevas que van apareciendo. Es muy interesante entrar en ese terreno.

-¿Volverían a grabar otro EP/disco dentro de ese home studio?

-Por supuesto, me encantaría. Pero no tenemos la práctica ni el equipamiento como para que suene mejor que "Siete". Para el próximo buscaría un sonido más profesional, con mejores instrumentos y alguien totalmente experimentado, para que Verba Aurelia suene de la mejor manera. Siempre y cuando el bolsillo ayude (risas).

-En 2015 habían editado un EP llamado “Siete temas, siete noches”, por lo que la palabra “Siete” es recurrente dentro de la banda. ¿Cuál es la relación que encuentran?

-Ése es exactamente el mismo EP, pero desde 2015 no lo sacamos a la luz... hasta ahora. Tuvimos un parate, y al volver decidimos recortar el nombre y cambiar el arte de tapa. No hay una relación sobre el número, se fue dando por casualidad y pegó fuerte en la banda. Se le puso ese nombre por la cantidad de temas, y por los días de la semana en los que fui editando las canciones. Sólo eso

-Volviendo al presente, van a mostrar “Siete” el 7/7, en Niceto Lado B. ¿Buscaron específicamente ese día?

-Aunque no lo crean, fue totalmente una coincidencia. La verdad que quedó espectacular para llamar la atención del público. Para el futuro no sabemos qué pasos vamos a tomar, pero tenemos la idea de seguir presentándolo lo más que se pueda. También queremos grabar un disco para 2019, pero no nos apuramos. En lugar de eso disfrutamos del momento, y dejamos que las cosas buenas vengan solas. ¡Todo a su debido tiempo!

Fotos: KVK/Edgardo Kevorkian.

Verba Aurelia tocará el 7 de julio en Niceto Club (Lado B). Mientras tanto, podés escuchar “Siete” en todas las plataformas digitales.

Leer más

Corrosion of Conformity: “Fue grandioso que Queen nos haya reconocido”

El guitarrista Woody Weatherman habla sobre “No cross, no crown”, que los llevó hasta Brian May. Además, se suma a la polémica sobre las armas y adelanta el show en Uniclub. Entrevista con Rock.com.ar.

“Estoy sentado bajo el sol esta mañana -dice el fundador de Corrosion of Conformity del otro lado del teléfono-. Tengo que cuidar a mis dos chicos que están jugando, pero todo bien”. Desde que Woody Weatherman atiende su celular, hay una cuota de humildad y de felicidad que se mantendrá durante toda la nota.

Parecería que no estamos hablando con el tipo que fue la única constante en toda la historia de C.O.C., ni con el que se mantuvo cuatro meses en el ranking Billboard en 1994, gracias a “Deliverance”. Hoy, al grupo lo completan el conocido Pepper Keenan (también miembro de Down), Mike Dean y Reed Mullin. Por primera vez en más de quince años, la banda volvió a su formación clásica.

“Pepper estaba girando mucho con Down, así que nosotros empezamos a tocar de nuevo como trío. La reunión con él se fue dando de manera tranquila: en Chile, en 2012 o 2013, se subió y compartimos unos temas. Hasta que arrancamos los cuatro de vuelta. Fue genial volver a tocar todos los clásicos de ‘Wiseblood' (1996), ‘Deliverance' (1994) y ‘America's Volume Dealer' (2000)”, dice Woody.

Pese a los años que pasaron distanciados, la química fue genial desde el primer reencuentro. “Nos acordábamos de la mayoría de los temas, así que empezamos a tocar y fue como si Pepper nunca se hubiera ido”, señala el guitarrista. Pero no se trató de una reunión meramente nostálgica: en enero de 2018, Corrosion of Conformity lanzó “No cross, no crown”, su décimo disco de estudio, bajo el sello Nuclear Blast.

-Hace unos meses contaste que los músicos solían salir de gira para promocionar un disco, y que ahora es al revés. ¿Eso cambió la forma en la que trabajaron en “No cross…”?

-Compositivamente, no. Cada vez que grabamos, tratamos de no ir tan lejos, porque después tenemos que poder replicarlo en los shows. Aunque la versión en vivo siempre va a ser distinta, porque va a evolucionar y algunas canciones van a hacerse más lentas, y otras más rápidas. Pero tenés razón: la gente solía sacar discos porque de esa forma hacía dinero, y ahora es al revés. Algunos todavía compran la música, pero el objetivo es más que nada hacer tours y tocar. Nosotros lo disfrutamos, y eso es lo principal.

-Personalmente hablando, ¿te gusta más estar en el estudio girando?

-(Piensa). Es una pregunta complicada, porque realmente disfruto haciendo los discos, pero viajar es muy placentero. En algunos días vamos a ir a la Argentina, Brasil y demás, y está muy bueno. Así que un poco de los dos: tenemos la suerte de poder grabar la música en el estudio y luego salir a tocar.

-Para este álbum cambiaron la forma de trabajo: dejaron de hacer maquetas, porque sonaban casi tan bien como los temas finales. Entonces, empezaron a trabajar las canciones como si fueran demos. ¿A quién se le ocurrió?

-Fue evolucionando, porque empezamos la grabación con la intención de escribir y hacer los demos. Pero siempre armamos las maquetas con buenos equipos, y grabando las baterías correctamente. Así que dijimos: “Hey, están sonando tan bien, que no hace falta que los rehagamos”. Lo decidimos en el momento, no fue algo preconcebido. Se dio cuando estábamos más o menos en la mitad del proceso. Todo sonaba tan bien, que regrabarlo nos parecía una pérdida de tiempo.

CORROSION FOR PIGS

-Al nombre “No cross, no crown” lo vieron escrito en una vieja iglesia en la que tocaron, dentro del “camarín” del cura. Dejando esto de lado, ¿cuál fue el lugar más extraño en donde se presentaron?

-(Se ríe). Al haber pasado tantos años, tocamos en muchísimos lugares. Pero me acuerdo que una vez que nos contrataron en Iowa, al aire libre. ¡Resulta que era una granja de cerdos! (risas). Tenían el escenario armado ahí, y había chanchos dando vueltas. Dimos muchos shows outdoors: uno fue en el medio del desierto, en las afueras de Las Vegas, en donde sólo había un generador. Tenemos la suerte de haber tocado en lugares no convencionales. Todos se presentan en festivales, teatros y clubes… pero lo nuestro fue distinto. Esos lugares bizarros le sumaron un montón a los shows.

-Antes de que el disco saliera, pensabas que tu tema favorito para hacer en vivo iba a ser “The luddite”. ¿Fue realmente así?

-Sí, es uno de los mejores momentos. Lo hicimos casi todas las noches en el tour pasado… -se escucha que llega su hija y lo interrumpe-. Perdón, es que mis nenes están juntando huevos en el campo. Aparte de “The luddite”, creo que vamos a agregar “Wolf named crow”, que todavía no lo hicimos porque no nos tocaron fechas como cabezas de cartel. Es algo que estoy esperando, porque la mayoría de los conciertos que dimos desde que salió el disco fueron con Black Label Society. Creo que en Latinoamérica vamos a meter más temas.

-“Little man” es una canción que tenían desde hace varios años. ¿Cómo evolucionó? ¿Quedó muy diferente de la original?

-Es bastante similar. Para ser honesto, resultó muy parecida. Tiene la misma onda, y se siente igual. Quedé muy contento: amo hacer canciones sentimentales, porque son el otro costado de temas como “The luddite”, que son más power.

Southern Metallers Corrosion Of Conformity have included a rather cool version of Queen's Son and Daughter on their new album 'No Cross, No Crown' which is out today. We love it over here at QOL Towers! https://t.co/6imbkFPjaM @coccabal
— Queen (@QueenWillRock) 12 de enero de 2018

-El último tema es “Son and daughter”, un cover de Queen. ¡Y recibieron repercusiones de la banda!

-¡Oh, man! El día que salió el disco, Brian May twitteó que estaba muy contento de que hayamos tributado a una de sus canciones. Fue algo inesperado y no lo podíamos creer, porque siempre fuimos fans gigantescos de Queen. Nos significó un montón.

-El productor, John Custer, quería que lo grabaran desde 1991. ¿Por qué no lo hicieron antes?

-No sé si fue tanto tiempo, pero nos lo venía sugiriendo desde hace años. Él también es un gran seguidor de Queen, y pensaba que iba a quedar bien. Nunca tuvimos el tiempo para hacerlo, hasta que llegamos a este disco. Fue algo del estilo “vamos a aprendernos el tema y a grabarlo”, y dos horas más tarde ya lo teníamos casi listo, bastante terminado. Quedó en una única toma, aunque luego le agregamos más guitarras y arreglos. Fue muy divertido.

TRABAJANDO DE OTRA MANERA

-A diferencia de eso, en “Blind” (1991) pasaron varias horas hasta encontrar el tono de guitarra que buscaban. Si tuvieras que contar los días que les llevó armar “No cross…”, ¿cuántos serían?

-En este disco hicimos sesiones de 4 o 5 días, y en el medio Pepper volvía a New Orleans y yo a mi casa. Luego nos encontrábamos una semana más tarde, y repetíamos el proceso. Fue así por varios meses. Habrán sido 45 días de laburo “neto”. Algunas jornadas no trabajábamos al 100%, pero fue un approach totalmente distinto de lo que veníamos haciendo. Vos mencionaste el disco “Blind”, y ahí habíamos ido a Nueva York y no dejamos el estudio por... (piensa) diez semanas. Nos quedamos todos los días, sin tomarnos breaks. Esta vez me gustó porque, con los días en el medio, teníamos tiempo de analizar las cosas antes de avanzar a la siguiente canción. Creo que vamos a seguir usando este método.

-Por primera vez, firmaron con Nuclear Blast. ¿Tienen pensado sacar más discos con ellos, y con esta formación?

-Los del sellos fueron increíbles desde el principio. Nos dieron el tiempo que necesitábamos, sin presionarnos. Este material es muy reciente, así que vamos a girar bastante antes de ponernos con algo nuevo. Hay planes de lanzar más, pero no sé cuándo se dará. Supongo que la gira durará un año más, porque todavía tenemos muchos lugares que visitar, como Chile, Brasil y Argentina. Con esta formación nunca tocamos allá, así que va a ser muy copado.

-Así que el público que los vio en 2013 en The Roxy Live, va a encontrarse con un show distinto.

-Sí, exacto. Van a oír una selección totalmente distinta de temas, y escuchar las versiones originales de “Deliverance”, “Wiseblood” e “In the arms of God” (2005). Intentaremos complacerlos lo máximo posible, obviamente agregando cosas de “No cross, no crown”. Como mínimo, sumaremos 3 o 4 canciones a la lista actual.

CON BATERISTA SUPLENTE

-Hace poco, Reed Mullin tuvo un problema en la rodilla y debieron operarlo. ¿Va a poder tocar en Sudamérica?

-Está mejorando, pero al estar en el medio de la rehabilitación, no creo que pueda viajar a la Argentina ni a los demás países del tour. Por suerte tenemos un buen reemplazo, que ya tocó con nosotros. Es su drum tech: John Green, de Manchester. Es un músico fantástico, así que no va a haber nadie decepcionado.

-Ya lo suplantó en algunos festivales, ¿verdad?

-Sí, y también en la gira con Black Label Society, mientras lo operaban.

-Reed Mullin tuvo problemas con el alcohol, y aclaraste que todos tuvieron períodos de problemas en donde los demás tuvieron que “hacerles el aguante”. ¿Hubo algún momento en el que pasaste por algo parecido?

-Yo no. ¿Te referís a no poder tocar por estar borracho?

-Sí, o por problemas familiares o de drogas.

-No. Generalmente salgo y me tomo unas birras, pero nunca al punto de no poder subirme al escenario (se ríe). ¡Todavía estoy en forma!

LA PROBLEMÁTICA DE LAS ARMAS

-Uno de tus hobbies es practicar tiro, y tenés varias pistolas en tu casa. ¿Cuál es tu visión sobre la violencia armada en los Estados Unidos?

-Para mucha gente es complicado, pero acá existe algo llamado “segunda enmienda”, y por algo está desde hace más de doscientos años -nota: protege el derecho del pueblo a portar armas-. Creo que el conflicto es la salud mental, y las locuras que tiene la gente en la cabeza. Lo mismo pasa en Inglaterra, con tipos que son acuchillados. Si tienen problemas mentales, van a usar lo que tengan para salir a matar. A mí, que soy un usuario responsable, me pone orgulloso la segunda enmienda. Obviamente que uso mis armas para cazar y nada más, pero que quede claro que esta es una opinión mía y no necesariamente del resto de la banda.

-Pero no creés que si hubiera más control sobre las armas, ¿bajaría la violencia?

-En realidad pienso que deberían combatir los problemas mentales. Un montón de gente comete los crímenes bajo el efecto de drogas psicotrópicas, o no estando bien de la cabeza. Para bajar la violencia hay que tratar eso.

WOODY, LA ÚNICA CONSTANTE

-A diferencia de los demás, estás en la banda desde el principio y nunca te fuiste. ¿Cómo te sentiste cuando Reed Mullin y Mike Dean fundaron el grupo “Righteous Fool” sin vos?

-Me pareció genial, incluso contribuí con algunos riffs. Eran buenísimos, ese trío sonaba muy bien. Siempre apoyo los proyectos paralelos de mis compañeros. Mike incluso tocó con los ex-Kyuss Vista Chino, y grabó en “Peace” (2013). Por el otro lado, Reed armó Teenage Time Killers -con invitados como Dave Grohl, Corey Taylor y Nick Oliveri-. Así que disfruto de todo.

-Después de todos estos años, ¿qué te hizo quedarte cuando todos los demás se iban?

-(Se ríe). No sé… nunca lo pensé así. Cada uno se toma un break cuando lo necesita. Nunca se sabe, pero quizás sea yo el próximo que se tome uno. Lo que cuenta es que ahora estamos todos juntos.

-Cuando encararon esa versión de C.O.C. sin Pepper, ¿cambiaste tu equipamiento para suplir la falta de su guitarra?

-No, porque no estábamos haciendo la misma lista que ahora. En el medio sacamos varios discos como trío, y también agregamos cosas viejísimas, de antes de que él entrara al grupo. Era un repertorio totalmente distinto de lo que hacemos ahora, aunque con la misma base. Y nunca quise que sonara como que había dos guitarras, porque éramos conscientes de que éramos sólo tres.

-Si Pepper Keenan se fuera otra vez de la banda, ¿lo esperarían, o volverían a juntarse como trío?

-No creo que volvamos sin él. En su momento, esa fue una manera de seguir tocando, porque muchos nos lo pedían. Ojalá que sigamos como cuarteto lo máximo posible, porque estamos viviendo un momento hermoso. Creo que esta vez va a durar mucho tiempo... ¡así que eso es bueno!

Corrosion of Conformity tocará el martes 15 de mayo en Uniclub (Guardia Vieja 3360). Las entradas se consiguen a $885 por sistema Ticketek.

Leer más

La Renga sonando en vivo en lo de Capusotto

Chizzo, Teté y Tanque con Capusotto y Alberti. Qué más se puede pedir. En aquellos años si te lo perdías en vivo no lo veías más, salvo que algún alma bondadosa tenga el VHS para prestarte. "Panic show" sonó en vivo en los estudios de Canal 7, en aquel programa de culto del dúo humorístico, en 2001.

Pero no fue la única que vez que La Renga pasó por Todo x 2 pesos. También se dieron una vuelta por el programa de Vinazzi y esa oportunidad hicieron "2+2=3".


Leer más

Lucio Mantel: “Me siento transformado cada vez que termino un disco”

El músico argentino Lucio Mantel cumple diez años de carrera solista y, tras girar por Europa, prepara su quinto álbum de estudio.

“Está por salir el primer adelanto, que se llama ‘Todas las formas de estar', y así tal vez se llame el disco –anticipa el compositor–. No sé si es la canción con más vocación de corte de difusión, pero la veo como la que me abrió la puerta a componer el resto”.

Para lo que será su quinta placa, Mantel se encuentra trabajando con su colega Axel Krygier en la producción, a quien conoció en un festival en Dinamarca.

“El álbum tiene una variedad de colores tremenda, muchos de ellos salidos de la imaginación de Axel –señala Lucio–. Siempre me interesó su mirada estética. Se puede decir que somos músicos muy distintos, pero la verdad es que él entró en el disco de manera muy natural”.

Entre diciembre y marzo, el músico que tiene en su haber cuatro LP giró por Suiza, España y Francia y recuerda: “Toqué en recintos de todos los tamaños, frente a gente que habla distintos idiomas. Es curioso pensar en qué será lo que recibe un suizo de una canción cantada en español, compuesta en este contexto. En todos los casos recibí muchísimo cariño. Y me quedaron ganas de volver”.

¿Qué cosas han evolucionado en vos en estos diez años?

No pienso en términos de evolución. Porque sería creer que uno va mejorando. No estoy seguro de ser mejor que antes. Sé que voy cambiando. No creo que este sea un camino lineal. Entro en un impulso y salgo. De la gente que me escucha, algunos preferirán mi primer disco, y otros el último. Tiene que ver con el registro sensible que abordé en cada época. En ese sentido, es cuestión de cómo lo siente el que está del otro lado del parlante. Pienso más bien en un movimiento. Me siento transformado cada vez que termino un disco. Y transformarme es mi motivación personal para desarrollarlo. Hay una parte del proceso que hago que implica perderse. Tal vez eso que se conserva durante esa enajenación es lo que me identifica. Uno cambia en relación al contexto.

¿Qué recordás de tus comienzos?

Cuando empecé como solista estaba muy atraído por la idea de hacer algo acústico, eran años en que escuchaba bastante folklore, siempre desde mi óptica porteña. Mi instrumento hasta entonces había sido la guitarra eléctrica, y las canciones de “Nictógrafo” (2008) aparecieron con el redescubrimiento de las cuerdas de nylon. Ahora estoy buscando en un lugar más abstracto en cuanto a géneros. Creo también que este momento es otro. La música que hacés tiene que ver con lo que se respira alrededor, con cómo eso dialoga con lo que te pasa a vos. Igual, siempre pienso que “Nictógrafo” no es “mi primer disco”, sino el primero que grabé. Antes de eso compuse otros que se perdieron.

¿Cuáles son los momentos que más recordás en esta década como solista?

Frecuentemente aparece una situación que nunca había imaginado vivir: Estar tocando delante de una orquesta sinfónica, o con algún músico que escuché durante años, o viajando a tocar a un país del que no sabía su existencia, o que un músico de otro país grabe una canción en la que participé componiendo. En todos esos momentos intento salir de mi mirada subjetiva, mirar la escena desde afuera y hacerlo lo mejor posible.

¿Qué es lo que te lleva a ser un músico al que le gusta experimentar e incursionar con distintos sonidos y géneros?

Tal vez la idea de que la música es una. Y los géneros son lenguajes. En algún momento veintipico, un maestro con el que estudiaba guitarra clásica me preguntó si no quería dedicarme más de lleno a la música académica porque según él venía muy bien. Yo tenía mi banda de rock donde componía, y también tocaba en grupos de tango, de folklore, viajaba a Brasil a tocar Samba, hacía música con cosas electrónicas y demás. Me vino bien la pregunta. Me la traduje así: ¿Quiero tocar un género muy bien o tocar medio mal todo lo que se me antoje? Elegí, sin dudar, la segunda opción y me encanta.

Foto: Daniela Pafundi

Lucio Mantel se presentará el viernes 27 de abril, a las 21, en Xirgu Espacio Untref. Chacabuco 875, CABA.

Leer más

Los Violadores en Rock in Bali

Descargar el archivo mp3
Suscribite al podcast: Apple Podcast | Android | RSS

En enero de 1987 Los Violadores participaron del Rock in Bali, un festival organizado en Mar del Plata junto a bandas tan disímiles como Virus y Soda Stereo.

Leer más

La música en la Feria del Libro 2018

Desde el 26 de abril hasta el 14 de mayo se llevará a cabo la 44° edición de la Feria Internacional del Libro, en su ya clásico predio de La Rural, y la música volverá a decir presente en los stands y acompañando la gran variedad de charlas y actividades que se ofrecerán.

Desde la inauguración con show de Jorge Drexler, la gente que visite la feria podrá disfrutar de distintos eventos que confluyen a la literatura con la música.

Viernes 27 de abril y viernes 4 de mayo: El docente e historiador Sergio Pujol presentará en dos exposiciones separadas por una semana “El rock argentino entre Onganía y Cámpora. Una historia socio-cultural”

Viernes 27 de abril: El conjunto de rock Viva Elástico cerrará la charla sobre “lecturas y música” en el marco del noveno aniversario de la web cultural ArteZeta.

Lunes 30 de abril: Impulsados por el libro “Mas o menos bien”, su autor, el periodista Nicolás Igarzábal, debatirá junto a sus colegas en la escritura y el periodismo, Walter Lezcano y Alfredo Rosso, sobre el crecimiento del Indie en la Argentina post Cromañon.

Miércoles 2 de mayo: El ex Caballeros de la Quema, Iván Noble, presentará su libro de cuentos y recuerdos “Como el cangrejo”. Mientras tanto, al mismo tiempo, en otro sector del predio, el escritor Pipo Lernoud hablará sobre “Canciones y poemas”.

Domingo 6 de mayo: Show de la cantante, compositora y DJ Miss Bolivia.

Jueves 10 de mayo: Premios Norma 2018 y show de Nito Mestre.

Viernes 11 de mayo: Charla sobre las revistas y los medios alternativas. Contará con staff de la web ArteZeta y con cierre musical a cargo del power trío Las Diferencias.

Sábado 12 de mayo: Recital de Leo Maslíah.

Para chequear los horarios y sectores de estas presentaciones y la programación completa: www.el-libro.org.ar

Leer más

Rescate: Los Brujos en lo de Raúl Portal

Hace algunos días rescatamos de las garras de YouTube un video en el que Pity Álvarez y Viejas Locas tocaban, muy jóvenes ellos, en el programa de un loco lindo como Portal. En este caso llegaban Los Brujos con un demoledor hit de los '90: "Kanishka".


Leer más

Los Guarros presentan “7” y estrenan video

Los Guarros, la banda liderada por Javier Calamaro en voz y El Gitano Herrera en guitarra mostrará su nuevo trabajo en vivo, integrado por tres canciones nuevas y diez clásicos de su etapa anterior, reversionados. La cita será este jueves 26 de abril en Lucille de Palermo.

Uno de los grupos más destacados del rock nacional durante la década de los '90s, con seis discos editados y escenarios compartidos con artistas internacionales como The Cult y Guns N' Roses, se reencuentra después de 20 años para demostrar que la magia sigue intacta.

La banda está integrada por Javier Calamaro en voz; Gitano Herrera en guitarra; Daniel Castro en bajo; el Zurdo Alaguibe y Marcelo Mira en baterías. El primer single es el clásico "Vamos a la ruta", video grabado durante diferentes presentaciones del grupo en vivo durante 2017.

¿En qué momento se encuentran Los Guarros?

Javier: Es una cosa muy difícil de definir porque no hay parámetros. A uno cuando le preguntan cómo está responde en base a su estado habitual, pero esta banda no lo tiene porque estuvo en criogenia durante dos décadas. No fue por elección, sino la vida misma. El Gitano se fue a vivir a Estados Unidos y en ese momento me ofrecieron un contrato solista, así que no me dio tiempo a pensar mucho. Tenía canciones que no eran parecidas a las de Los Guarros y arranqué sólo.

Lo que pasó este tiempo fue un regalo y una especie de cosa extraña en retomar donde quedamos. Aunque tampoco era así del todo porque en veinte años aprendí a cantar y producir. Antes para mi hacer un disco era como hacer un edificio y meterle un montón de cositas a cada canción. Ahora, por el contrario, tengo un concepto mucho más primario y que le queda mejor a los temas originales. Lo que hicimos fue ir directamente al riff y potenciarlo.

¿Cómo fue esa química entre El Gitano y vos?

Javier: Yo compuse con varias personas, antes y después de Los Guarros, y sin embargo lo nuestro era algo muy especial porque era química auténtica. El Gitano traía la idea de un Riff, que era como el esqueleto, y yo le construía el cuerpo alrededor. Resultaba algo muy sólido y por eso nos dieron ganas de retomar.

Cuando me junté con él me dijo: “Mirá que yo no toco tantas notas” y yo le dije: “Qué bueno porque yo tampoco lo hago”.

Contame de ese reencuentro.

Javier: Mis shows siempre varían entre lo rockero y multitudinario. También me gusta lo íntimo del tango, pero con Los Guarros aprendí a tocar para 60 mil personas.

Hace dos años atrás hicimos una fecha importante en el puerto más grande de la provincia de Buenos Aires, que es Ingeniero White. Antes de tocar viene el percusionista y me dice que esta El Chizo. Yo no lo conocía en personal, entonces me lleva hasta ahí y le digo que es un honor y que quiero que venga a cantar conmigo. Cuando llega el momento de subir al escenario le pregunto qué tema sabe y me dice: “Vamos a la ruta”. La hacemos y seguimos la gira con nuestro micro. Cuando emprendemos el regreso todos joden con la situación y con la vuelta de Los Guarros.

En un momento El Zurdo, baterista de mi banda, me pregunta hace cuánto que no sé nada de El Gitano y caigo en la cuenta de que el último mensaje de texto que intercambiamos fue cuando recién empezaba la telefonía celular en Argentina.

¿Por diferencias o se dio así?

Javier: Él se va veintidós años atrás y vuelve unos meses como para irse de nuevo. Entonces le digo que tengo unas ideas para un disco y decanta en Pampas Lisérgicas. El mismo pasa sin pena ni gloria después de producirlo entre nosotros y licenciarlo a Universal Music. Creo que es el mejor disco de Los Guarros lejos, con lo cual la sensación de que frizamos la banda resulta más rara.

No llegaron ni a presentarlo.

Javier: Si lo hicimos, habremos tocado con suerte en un show acá. Después de veinte años El Zurdo me pasa el teléfono de El Gitano por si le quiero mandar un mensaje. Finalmente lo hago y le pongo que estamos volviendo de gira y que cantamos “Vamos a la ruta”. Él tenía el teléfono en un cajón porque era una línea argentina que usaba para pasar música en su bar. Me contesta al otro día y siento como una mezcla entre Deja Vu e imágenes. Hablamos como veinte veces en el mismo día y al siguiente me cuenta que en cuatro días viene para Buenos Aires. Entonces le propongo reunirnos en un escenario y llamo al dueño de Makena para pedirle prestado el lugar. Le digo a mi banda que saque todos los temas que pueda para la fecha y vamos.

Habremos tocado ocho temas y fue la primera vez que nos encontramos. Si tenés la sensación de que está súper bien, consolidás todo eso arriba del escenario. El Gitano estaba mejorado, así que de por sí me encantó. Recuperé a mi amigo y mi socio.

A partir de ahí empezamos a juntarnos todos los meses para hacer Los Guarros, pero no como antes o como la carrera solista. La consigna es un grupo de amigos pasándola bien y haciendo rocanrol.

El Gitano me propone llamar a Castrito y a Marcelo. El Zurdo ya estaba ahí. Resulta que Marcelo es el primer batero de la banda y, por ende, parte de la identidad. Al sacar la percusión nos quedan dos bateros, entonces decidimos seguir así.

En el disco terminaron quedando tres temas nuevos y diez reversiones.

Javier: Quisimos retomar los temas donde los dejamos, como si los hubiésemos compuesto ayer. Hoy no los haríamos así porque ya no me interesa ese concepto ochentoso y noventoso. Busco el sonido de una banda, no arreglos. Entonces volvimos al riff y lo potenciamos. Todo era medio nuevo y teníamos cincuenta temas. De esos agarramos los que más nos gustaban como “San Pedro” y “Té de Cactus”.

Algunos los cambiamos tanto que hasta le modificamos el título porque consideramos que era algo nuevo. A su vez, un par no los grabamos a propósito para guardarnos lo mejorcito.

Van a estrenar el video del tema “Y la nave va”.

Javier: Es un tema más luminoso, de otro corte. Yo tengo un punto de vista y con eso me puedo poner más ácido o más guerrero; más bueno o malo, por ejemplo. Es lo que soy en ese momento.

El video puntualmente nos muestra a nosotros y fue dirigido por un pibe de veinte años que me recomendaron.

¿Cómo se preparan para la presentación en Lucille?

Javier: Vamos a tocar con todo y eso incluirán los temas del disco., Además me gusta la versión que hace El Gitano del tema “Sucio y desprolijo” y probablemente el show incluya esos condimentos.

La última vez que tocamos agarramos dos o tres temas lentos y los pegamos a todos para hacer un popurrí.

Leer más

Charly García tocará el lunes 30 de abril en el Gran Rex

Un nuevo show del prócer del rock vernáculo se confirmó y será en el teatro porteño de Avenida Corrientes. Las entradas comenzarán a venderse por Ticketek y en la boletería del teatro.

El próximo lunes 30 de abril, vísperas del día del trabajador, Charly García (foto: El Blog de Charly) volverá a subirse a un escenario luego del show casi sorpresa, sucedido en febrero de este 2018 en el Teatro Coliseo, también de Buenos Aires.

Todo indica que García y los suyos se quedaron con muchas ganas de volver a tocar luego de aquella noche del 15 febrero en el teatro Coliseo ("La torre de Tesla"), anunciado dos días antes y agotado en media hora de venta online.

El recital del Say No More, en esta oportunidad, será en el Teatro Gran Rex de Corrientes 857 y estará acompañado, nuevamente, por el Zorrito Quintiero en teclados, Kiuje Hayashida en guitarras, Toño Silva en batería, Carlos González en bajo y Rosario Ortega en voz.

Pero el pasado sábado 7 de abril Charly tocó con Turf (presentaba su disco "Odisea") en el Teatro Vorterix, y grabó las canciones "La otra salida" y "Todo a pulmón" con Alejandro Lerner.

Revivió el concierto "La torre de Tesla" de Charly en el Coliseo:


Leer más

Se presentó la nueva versión gratuita de Spotify

La renovación de la app permite recibir playlists personalizadas y una pantalla de inicio basada en los gustos musicales del usuario, desde el primer día. Además se podrá elegir y reproducir cualquier canción en cualquier orden en playlists seleccionadas. Otra opción importante es que la escucha se puede realizar utilizando menos datos móviles con la función modo ahorro de datos.

La nueva, mejorada y más personalizada forma de descubrir música y escuchar Spotify será gratis. La experiencia de streaming con anuncios es un paso natural en la continua innovación y evolución de la app para satisfacer las necesidades de los usuarios.

La versión de Spotify free estará disponible globalmente para todos los usuarios en iOS y Android, en las próximas semanas.

Spotify gratuito contará con un nuevo diseño para móviles e incluye novedosas características para mejorar la experiencia de escucha. A continuación algunas:

Playlists on-demand

Más control sobre la experiencia de escucha con la capacidad de seleccionar y reproducir cualquier canción en 15 playlists on-demand, sin saltar canciones o esperar a que aparezca la música que le gusta al usuario. Estas listas son únicas, de acuerdo a los gustos del oyente.

Más Personalizado

Encontrar canciones favoritas y descubrir nueva música será más fácil que nunca y desde el primer día. Tras el registro llega la consulta sobre los artistas preferidos y se entregarán playlists curadas que coincidan con esos gustos musicales.

Propias playlists

Ahora es mucho más fácil crear y editar una playlist en Spotify. Un nombre, búsqueda y una vista previa de canciones específicas aparecerán para agregar a la lista. A medida que se guardan seguirán sugiriendo otros tracks.

Escuchar música usando menos datos móviles

Muchos usuarios de Spotify en su versión gratuita no pueden disfrutar de la música cuando lo desean, debido al volumen de transmisión de datos móviles que normalmente utilizan. Es por eso que se creó la función de ahorro de datos, un simple switch que optimiza la experiencia de escucha para usar menos datos móviles cuando se reproduce música.


Leer más